Arc International  
 
 
 
Search
YouTube
  • Upcoming Events

    • April 28, 2014Universal Periodic Review - 19th session
    • June 2, 2014Annual meeting of Special Procedures
    • June 10, 201426th session of the Human Rights Council
    • June 20, 2014World Pride
    AEC v1.0.4
  •  

    Panel ONU: Declaración conjunta de ONGs

    Panel sobre poner fin a la violencia y discriminación basadas en
    la orientación sexual y la identidad de género

    19º período de sesiones el Consejo de Derechos Humanos
    7 de marzo de 2012

    Gracias, Sra. Presidenta,
    Sra. Alta Comisionada,
    Distinguidos panelistas,

    Tengo el honor de dirigirme a este panel en nombre de [x número] ONGs de [x número] países. La presente declaración cuenta con el apoyo de personas LGBT de todas las regiones, de diferentes culturas y religiones, y de aliados y partidarios de la corriente principal, de diferentes partes del mundo.

    No estamos aquí para pedir nuestros derechos, ya que ellos son algo otorgado desde el momento en que nacimos seres humanos, sino para instar a los Estados a cumplir con sus responsabilidades de poner fin a las violaciones de derechos humanos por la orientación sexual y la identidad de género.

    Recibimos con gusto esta mesa redonda y encomiamos a Sudáfrica por su liderazgo al atraer la atención del Consejo hacia esta importante cuestión  de derechos humanos.

    Felicitamos cálidamente a la Alta Comisionada por su informe donde se detallan las leyes y prácticas discriminatorias y actos de violencia basados en la orientación sexual y la identidad de género. El informe contiene muchas recomendaciones excelentes para los Estados miembros y para el Consejo de Derechos Humanos; alentamos a todos los Estados a implementar dichas recomendaciones de inmediato.

    Como se subraya en el informe, durante cerca de dos décadas, muchos Procedimientos Especiales y Órganos de los Tratados han documentado violaciones basadas en la orientación sexual y la identidad de género.

    Mujeres lesbianas están siendo sometidas a la así llamada violación sexual “curativa”; las personas intersexuales son sometidas a abusos médicos; las personas transgénero son humilladas y golpeadas, quedando sus derechos e identidades sin reconocimiento. Se nos niegan servicios de salud o tratamientos que necesitamos; cotidianamente enfrentamos discriminaciones en el trabajo, la vivienda y la educación. En muchos países, nuestra labor como defensores de derechos humanos recibe oposición, es obstaculizada o prohibida. Con frecuencia, se nos niegan nuestros derechos de reunirnos pacíficamente, al tiempo que se hacen intentos por acallar nuestras voces. Con demasiada frecuencia, la violencia y el maltrato que soportamos en países de todo el mundo quedan sin ser reportados, sin ser investigados, sin ser castigados.

    Instamos a los Procedimientos Especiales, órganos de los tratados y otros actores pertinentes a continuar integrando estas importantes cuestiones a lo largo y ancho de todos sus mandatos.

    Estamos profundamente preocupados ante lo que sugieren algunos Estados: que estas graves violaciones de derechos humanos no entran en el marco internacional de trabajo de los derechos humanos. Seguro que todos podemos estar de acuerdo en que ningún ser humano debe enfrentar violencia, tortura, discriminación o maltrato, por ningún motivo.

    En la Declaración y en el Programa de Acción de Viena se reconoce que “Debe tenerse en cuenta la importancia de las particularidades nacionales y regionales, así como de los diversos patrimonios históricos, culturales y religiosos, pero los Estados tienen el deber, sean cuales fueren sus sistemas políticos, económicos y culturales, de promover y proteger todos los derechos humanos y las libertades fundamentales” (Art. 5). No puede restarse importancia al último segmento de este párrafo, que no debe ser citado para justificar el relativismo cultural en el goce de los derechos humanos.

    Este Consejo ha permitido durante demasiado tiempo que estas violaciones queden desatendidas. En la resolución 17/19 del Consejo de Derechos Humanos se decidió que en esta mesa redonda se discutiría “el seguimiento adecuado de las recomendaciones formuladas en el estudio encargado por la Alta Comisionada”. Ya es tiempo que el Consejo cumpla con su responsabilidad de promover y proteger los derechos humanos de todas las personas sin discriminación y que desarrolle un mecanismo para asegurar la atención constante y sostenida a las violaciones sistémicas de derechos humanos por estos motivos. Deseamos invitar a los panelistas a compartir sus puntos de vista sobre qué forma podría tener dicho mecanismo.

    Por último, esperamos con gusto el trabajar con los Estados y actores de todas las regiones para llegar a ese día en que todas las personas, independientemente de su orientación sexual e identidad de género, puedan vivir sus vidas en igualdad de libertad y dignidad a la que todos los seres humanos tenemos derecho.

    Gracias.